Jesús David Salas: “Lo más difícil de una investigación es no desestimar todo, pero no acapararlo todo a la vez”.

Jesús David Salas, sociólogo máster en Flacso.

Jesus David Salas es sociólogo y trabaja como analista técnico de la Coordinación de Saberes Ancestrales de la Senescyt.  Sus temas de investigación se relacionan con los consumos culturales, la sociología de lo simbólico y los imaginarios sociales de la nación. 

¿Cuándo y cómo comenzó tu carrera profesional? 

Me gradué de sociólogo en el 2009 de la Universidad Nacional de Colombia. Me estuve desempeñando como consultor en distintas empresas de Colombia, como think tanks o empresas de investigación. Dentro de los trabajos que realicé existía una gama bien amplia en la que hacía desde estudios de consumo hasta análisis más de tipo político electoral o relacionados con ciencias sociales. En el 2012 trabajé como docente de ciencias sociales en un instituto y luego me vinculé con una empresa que es subsidiaria de Fedesarrollo en Colombia para el tema de evaluaciones sociales. En el 2013 comencé a realizar mi maestría en sociología en la Flacso y me gradué este año. Ahora estoy apoyando una investigación en la misma Flacso y a partir de junio me vinculé a la Senescyt en un área que está relacionada con el tema de investigación que he venido desarrollando de mi formación académica. 

¿En qué te encuentras trabajando ahora? 

Comparto mi vida académica con mi vida profesional. La profesional me da sustento y mi trabajo está vinculado con la investigación. En mi vida académica me encuentro actualmente en una etapa de difusión y ampliación de mi tesis de maestría, para ello hago parte de tres redes de investigadores lo que me permite ir poco a poco mostrándola en distintos eventos a medida que participo en los intercambios académicos. También estoy trabajando de la mano con Susana Wappestein, mi directora de tesis de maestría, quien ha enfocado su trabajo en la memoria. Actualmente estamos desarrollando un proyecto sobre la memoria del conflicto colombiano, allí mi aporte es desde los imaginarios sociales y las discursividades, que es lo que he estado trabajando estos dos últimos años. 

¿Cuál es tu área de investigación?

Mi línea de investigación atraviesa la sociología de lo simbólico, los consumos culturales y el análisis del discurso. Ahí en medio, hay una gama de temáticas en la que siempre me he movido, y que encabezan los imaginarios sociales y los discursos sociales. Ese es mi amplio rango de trabajo académico. A nivel profesional, me muevo en el tema de consumo social y cultural, el marketing y la publicidad, sobre todo me ha interesado cómo las personas se articulan individual y socialmente ante esos estilos de vida postmodernista. De hecho, mi investigación para optar al título de maestro en sociología fue sobre la marca país del Ecuador. Su objetivo fue indagar a fondo cuál es el imaginario social de nación que hay de fondo, cuál es el discurso de nación que se construye y cómo se produce el consumo cultural de la nación a través de sus campañas publicitarias.

¿Qué dificultades has tenido al momento de realizar una investigación?

La investigación para mi tesis estuvo plagada de dificultades; desde encontrar quién me quisiera asesorar, hasta cuestionarme si el tema era o no era relevante. Uno de los principales éxitos de esa investigación fue seguir mi sueño, lo que me apasionaba. Yo llevaba mi tema a todo lado hasta que encontré a mi directora, Susana, y ella me dijo que podría ser interesante. A nivel general, en toda investigación uno siempre se encuentra con dificultades de todo tipo, como acceder a las fuentes, por ejemplo, y uno tiene que aprender a tomar decisiones en el momento preciso, porque ante esas dificultades uno puede llegar hasta pensar en dejarlo todo a un lado y dedicarse a otra cosa. Pero eso va de la mano con seguir los sueños, dedicarse con pasión, gusto y ganas. Lo importante es verlas dificultades como un reto y no como un medio de fuga.  

¿Cuál ha sido tu experiencia trabajando con otras personas en una investigación?

He podido trabajar con grupos y con una persona más, en pareja. Nosotros en la Senescyt hacemos trabajo de investigación a un nivel más operativo, pero lo más difícil es lograr articular los modos de trabajo de las personas porque cada quien tiene una forma particular de hacer las cosas. En una entrevista, por ejemplo, hay algunos que se concentran más en una guía de preguntas estructuradas mientras que otros son más desestructurados. Es un reto articularlas, encontrar un camino en que quepan todas esas formas distintas de hacer las cosas. Pero al mismo tiempo es un proceso que genera mucho aprendizaje. Uno va pensando que las cosas se hacen de una forma, pero cuando otros te aportan, se pueden encontrar nuevos caminos. Esa es la mayor dificultad: hallar esos encuentros y puntos de articulación con lo que se puede trabajar. Hace poco colaboré con Grupo FARO en una consultoría que buscaba medir el impacto que tenía un proyecto de una fundación aquí en Quito, y fue interesante trabajar con distintas personas esa organización porque armamos un grupo interdisciplinario que estuvo siempre abierto a escuchar distintas opiniones y de esa forma logramos articular las distintas disciplinas desde diversos puntos de vista. 

¿Qué es lo más difícil al momento de hacer una investigación? 

Perderte el camino. Es bien difícil formular objetivos porque tienes que tener claro a dónde quieres apuntar, y esto va ceñido a cuáles son tus posibilidades reales. Puede que tengas en mente hacer algo, y de repente te planteas una cosa amplia y general, pero a veces tienes una serie de variables que no te lo permiten desarrollar. Una de las cosas más complicadas es no perderse; aunque aparezcan temas interesantes dentro de la misma investigación, saber que uno no puede ni debe incluir todo. Entonces uno puede dejarlo de lado por un momento y de hecho yo he creado artículos que son producto de esa gran investigación que estoy haciendo. Lo más difícil es eso: no desestimar todo, pero no acapararlo todo a la vez.

¿Cuáles son tus planes a corto y largo plazo? 

Ahorita estoy tratando de concentrarme en una sola cosa para encontrar una articulación entre lo académico y profesional. Algo que sea más al estilo investigativo académico. Me gusta mucho la docencia porque creo que va de la mano con la investigación. Estoy feliz con mi trabajo en la Senescyt y mi investigación, pero me gustaría articular a los dos en un solo espacio. Estoy pensando en iniciar mi doctorado dentro uno o dos años máximo, para seguir mi línea de investigación sobre los imaginarios de nación, desarrollar más a profundidad mi tesis de maestría e ir a un nivel más amplio y comparativo.         

¿Qué opinas sobre la generación de conocimiento en América Latina? 

América Latina actualmente está en un momento histórico bien importante, que coincide con ciertas tendencias políticas que han ido cobrando importancia y que le dan un papel importante a la generación de conocimiento, y más aún, a la auto generación de conocimiento desde la región para el mundo. Este momento histórico que se está viviendo es congruente con la realidad de otros contextos que ven en América Latina un escenario ideal para investigar. Actualmente esa producción de conocimiento, más las redes de conocimiento existente y la experiencia investigativa de la región nos ponen en el centro interés de muchos grupos de académicos de lugares que ven a la región como proveedora de lecciones aprendidas para el resto del mundo. 

¿Cómo se puede incrementar el conocimiento en América Latina? 

Primero, hay una desconexión entre las personas que están investigando en América Latina.Establecer esa conexión continúa siendo una necesidad hoy en día. Uno a veces cree que esta nadando solo contra la corriente, pero a través de iniciativas como MásConocimiento, u otras redes en las que participo, como la Red Iberoamericana de Investigación en Imaginarios y Representaciones (RIIR), la Asociación Latinoamericana de Estudios del discurso (ALED) y el Grupo de Investigación de Sociología de lo Simbólico de la Universidad Nacional de Colombia, se da cuenta no está sólo en el mundo. Cuando yo hacía mi tesis de maestría me di cuenta de que no era el único que estaba hablando de esos temas, pero en realidad hay mucha más gente que estaba haciendo lo mismo solas o en grupos pequeños. Entonces sí se necesita una difusión más grande de lo que se está haciendo, inclusive a través de estos canales más interactivos y virtuales.

¿Recomendarías a otros a unirse a Más Conocimiento?

Claro que sí. Les diría que es un buen espacio para darse a conocer, encontrar a otras personas que están trabajando en temas parecidos y, algo que me gusta de la plataforma, es que uno puede proponer foros, eso te permite captar el interés de otras personas. Es bastante personalizado e interactivo. 

CONTÁCTANOS

Envíanos un mensaje y nos pondremos en contacto contigo, lo antes posible.

Enviando
Grupo FARO

"Este trabajo ha sido desarrollado con el apoyo de una subvención del International Development Research Centre, Ottawa, Canadá bajo la Iniciativa Think Tank.

This work was carried out with the aid of a grant from the International Development Research Centre, Ottawa, Canada under the Think Tank Initiative."

Iniciativa Think Tank

©2017 MAS CONOCIMIENTO - INICIATIVA DE GRUPO FARO

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account

Abrir la barra de herramientas